05 maio 2010

Cristiano Ronaldo es el Real Madrid. Así de grande es este futbolista y así de pequeño es este equipo.


Cristiano Ronaldo es el Real Madrid. Así de grande es este futbolista y así de pequeño es este equipo. El Madrid no jugó bien, pero tuvo a Cristiano, un futbolista bestial, superlativo, el mejor heredero y continuador de la grandeza histórica de este club. Todos los movimientos, toda la ambición, toda la calidad, todo el carácter que demuestra este jugador fabuloso en cada encuentro no hacen más que engrandecerle a él y reducir a la nada a algunos de sus compañeros, que parecen ausentes y desmotivados cuando se están jugando la Liga.
Cristiano es el Madrid. Y la frase no se reduce sólo a la encarnación de los valores del club. Cristiano es el Madrid porque es el equipo entero. Le da igual que juegue bien o mal.

Está por encima del juego. Si le acompañan, bien, si no, resuelve por su cuenta. Ayer, con sus tres goles, lideró otra remontada del Madrid y le permite alargar la pelea por el título
.
.
Con este delantero portugués al frente los análisis se simplifican y los adjetivos se agotan. Su veta es extraordinaria. En Son Moix, el Madrid estuvo sometido hasta que el portugués hizo tiritar de tal forma al equipo local que éste acabó desfigurado, abatido por una derrota contundente, ejecutado por un solo jugador. Algo más que un futbolista superior, alguien llegado de otro planeta. Con él lesionado hubo meritorios pretorianos para el sostén; con él pletórico, el Madrid parece el club de Cristiano.
El Pais

Sem comentários: